volver

La renovación celular, clave para una piel joven

lectura3' de lectura

Este proceso tiene lugar de forma natural en nuestro cuerpo, no sólo en la piel sino en los múltiples órganos y sistemas que le dan forma y vida. En el caso de la piel, es un proceso que se inicia en la dermis, la capa intermedia por la que las nuevas células que se generan avanzan hacia el exterior hasta llegar a la epidermis, sustituyendo así a las células superficiales que la piel necesita ir eliminando. Este proceso, se lleva a cabo cada mes y es lo que se conoce como ciclo de renovación o regeneración celular.

La renovación celular permite a la piel deshacerse de los residuos y toxinas y generar nuevas fibras de colágeno y elastina, reparando daños y haciendo que nuestra piel luzca joven, sana, íntegra y luminosa. Los motivos más habituales del aletargamiento del ritmo de renovación celular son tanto intrínsecos como extrínsecos, afectando no sólo el paso del tiempo, sino también el estrés al que se ve sometida nuestra piel por razones como la exposición a la radiación, el viento, la contaminación o la dieta. El reflejo de ello son signos tan comunes como una precoz aparición de arrugas y líneas de expresión, la disminución del brillo y luminosidad del rostro o una extrema sequedad que es posible evitar cuidando de la piel de forma adecuada y desde múltiples perspectivas:

  • En primer lugar, protegernos de todos aquellos factores que afectan al ritmo de renovación celular y llevar un estilo de vida saludable, optimizará el proceso y ayudará a la piel a mantenerse en su mejor estado.
  • Aunque de forma orgánica nuestra piel ya cuenta con unos ciclos de renovación, podemos mejorar este ritmo mediante el lavado y la exfoliación de la piel, pues haciéndolo eliminamos las células superficiales y estimulamos la regeneración y nacimiento de nuevas células en la dermis.
  • El proceso de renovación celular alcanza su ritmo máximo durante la noche, por ello debemos incidir en dos aspectos: por un lado disfrutar de una buena rutina de sueño y descanso para que nuestra piel se encuentre en las mejores condiciones para llevar a cabo su actividad y por otro, explorar el uso de cosméticos que aumenten el ritmo de regeneración celular, especialmente cuando llevamos a cabo nuestra rutina nocturna.
  • La aceleración de la velocidad de regeneración celular permite además mejorar la penetración de otros activos, por ello siempre es buena idea realizar nuestros cuidados intensivos antes de irnos a dormir.

Es fundamental entender que una correcta renovación celular es la razón fundamental de que una piel sea capaz de mantenerse bonita, joven y sana y por ello todo lo que hagamos para favorecer este proceso que tiene lugar de forma orgánica en nuestra piel, ayudará a mantenerla en su estado más óptimo. Descubre todos los activos con actividad regeneradora de la piel en nuestra web.

Compartir:

facebook
twitter
Encontrar tu fórmula perfecta puede ser tan fácil
como responder a un sencillo cuestionario y hacerte una fotografía.
¿Comenzamos?
Crea tu fórmula