volver

Factores que influyen en el cuidado de la piel

lectura3' de lectura

¿Alguna vez has relacionado la deshidratación de tu piel con el número de vasos de agua que bebes al día? ¿O te han dicho que tu alimentación puede ser en buena parte responsable de la aparición de muchos de los granitos que brotan en tu piel? Quizás en menos ocasiones, también habrás oído que existe relación entre el ambiente de tu pueblo o ciudad y la luminosidad de tu piel, o con tus hábitos de sueño y ejercicio físico, por ejemplo. Hoy te explicamos por qué muchos de estos factores, están más relacionados de lo que piensas con que disfrutes o no de la mejor versión de tu piel.

  • El entorno. Cada vez de una manera más importante en el mundo en el que vivimos, culpamos a la polución (ambiental, digital, etc) de proveer a nuestro rostro de una tez apagada y con falta de luminosidad. La polución tiene la capacidad de cambiar el estado de nuestra piel porque de ella surgen lo que conocemos como radicales libres, responsables de la oxidación. Por ello el cuidado de la piel con antioxidantes es una ayuda fundamental para mantener la luminosidad de la piel.
  • El agua. Estamos cansados de oír que una buena hidratación debe de hacerse desde dentro y desde fuera. La hidratación directa de la piel con productos cosméticos es tan importante como lo es beber la cantidad suficiente de agua. Cuando no cumplimos con alguno de estos dos pilares, podemos ver como la piel de nuestro cuerpo se va deshidratando, en condiciones muy extremas, incluso adquiere un aspecto en escamas.
  • La alimentación es la principal fuente de nutrientes y por lo tanto, de ella dependerá la presencia o carencia de múltiples vitaminas, antioxidantes, proteínas, minerales. Nuestra piel es reflejo de lo que comemos, y también las impurezas que en ella aparecen pueden venir causadas por una dieta desequilibrada. Cuidar de tu alimentación es cuidar de tu piel.
  • Algunos hábitos, como el deporte, ayudan a mejorar la circulación de la piel, consiguiendo que lleguen a ella el oxígeno y nutrientes necesarios para mantener sus células vivas y en buen estado. Además, la sudoración permite al organismo deshacerse de toxinas que podrían acumularse en forma de impurezas en nuestra piel.
  • Una buena rutina de descanso es de gran importancia por un motivo fundamental, la renovación celular. Si nuestra piel no descansa durante la noche, el ritmo de renovación puede verse alterado, algo que afectará a la luminosidad y rejuvenecimiento de la piel.

En Uniquely tenemos en cuenta todo esto y mucho más gracias a nuestro sofisticado test de diagnóstico, en el que nos preocupamos por conocer cuáles son tus hábitos y costumbres y cómo podemos cuidar de la mejor manera de tu piel en función de los mismos, ya que elegimos los principios activos que mejor se adaptan, potencian y cubren cada uno de estos factores y necesidades.

Compartir:

facebook
twitter
Encontrar tu fórmula perfecta puede ser tan fácil
como responder a un sencillo cuestionario y hacerte una fotografía.
¿Comenzamos?
Crea tu fórmula